La raíz de la alegría

Esta, la de la alegría, es una cualidad que emerge sana y fuerte desde el primer momento que se inicia el camino de la vida espiritual. Como muchas otras cualidades, los cambios se suceden dentro de nosotros y no nos damos cuenta del por qué y apenas percibimos el cuándo… pero sin embargo es importante meditar en ello porque conociendo sus raíces podemos ahondar más en su origen, no porque como ya hemos visto anteriormente, el estar alegres sea el objetivo, como nos pudiera suceder así mismo con la paz interior, sino porque es la señal inequívoca de que seguimos el camino correcto.

No se trata de una alegría frívola, momentánea, histérica…. sino que habitualmente brotará consecuencia de la paz interior, su origen reside en la pérdida de los miedos, en el final de los lastres que veniamos cargando, y esa vida alegre, ligera y sencilla, como la de un niño, será la que nos inunde. Al perder el lastre de intentar mantener una apariencia frente al mundo, al ya no estar condicionados en absoluto por las cosas del mundo, de repente vivimos en la despreocupación, que no tiene nada que ver con la irresponsabilidad, sino hablando en el sentido más correcto de la palabra, nuestra alma no está sujeta a ninguna preocupación que no sea buscar la voluntad de Dios en todo momento. La alegría es fruto de ese conocimiento perfecto de la naturaleza del alma, que conociendo que la búsqueda de Dios es su razón de ser, que de ese cumplimiento de su voluntad nace la paz de espíritu y la vida serena, esa garantía de amor hace que este camino del espíritu se afronte con la ilusión de que incluso una etapa de sufrimiento es una etapa de aprendizaje que forzosamente nos conducirá más cerca de El, será un momento en el que aprendamos más de nosotros mismos… la alegría es la manifestación de una experiencia interior que consiste en que la búsqueda de Dios realza la naturaleza indestructible y eterna del alma humana, y una persona experimenta esa indestructibilidad.

Como siempre recordaré, la alegría no será nunca el objetivo de la vida interior, es la consecuencia, es el síntoma. No la puedes fabricar en tu interior haciendo un ejercicio de autosugestión, ni la puedes forzar como consecuencia de un acto de voluntad, de un deseo. Una persona que se acerca a Dios puede y de seguro atravesará momentos de sufrimiento,  nadie ni nada nos librará de ellos durante nuestro paso por el mundo, pero la gran diferencia respecto a la ausencia de la vida espiritual, del que no busca a Dios en su interior, es que las contrariedades de esta vida servirán para crecer en amor e inundarnos de alegría porque el alma aprende que el sufrimiento no es sino señal de que aún estamos aprehendidos a las cosas del mundo, y del desasimiento interior a lo que nos causa ese daño emerge un alma más pura y más sedienta de cumplir la voluntad de Dios,  más llena de su amor. Cuanto más se aprende y se vive conforme este conocimiento, más alegre se es.

Anuncios

4 Respuestas a “La raíz de la alegría

  1. Pingback: La trampa de la autoestima (II) « Siete círculos

  2. GREGORIO MARTINEZ L.

    He esperimentdo esa alegría desde el momento en que enfrenté una situación que durante mucho tiempo estuve evitando. Ello me mantenia con miedo pues ella bien podría llevarme a la cárcel. Pero cuan equivocado estaba al no enfrentarla y muy por el contrario, haberlo hecho me liveró del miedo proporcionándome la alegria de saber que ahora la verdad ha florecido y los resultados me han sido positivos hasta el punto de que aquellos que me atacaron, hoy se encuentran en entredicho, pues no tenianla razón. He sido víctima, como la mayoria de la gente, dominado por patrones mentales que me han creado sufrimiento. Hoy siento que devo honrar el momento presente, el ahora que es la verdadera vida. No estoy hay, viviendo del pasado ni del futuro para mi realización y satisfaccción.

  3. La Verdad es una fuente de libertad inigualable e inimaginable.

  4. La felicidad también radica en perseverar en el querer hacer la Voluntad de Dios y mantenerse en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s