La humildad es amor, y el amor humildad

El humilde…
no se aferra a nada
El que ama…
está dispuesto a darlo todo

Si es ofendido, el humilde
que no se refugia en su orgullo,  perdona…
y el verdadero perdón colma su corazón de amor

Si el hermano le solicita ayuda, el humilde
que no se considera a sí mismo en primer lugar,
cede generosamente, por amor al prójimo, cuanto le pide

Si hubiere causado algún mal, aún sin ser consciente,
el humilde abandonando toda justificación egoísta,
acude a pedir perdón, con ánimo sincero, cargado de amor

En la adversidad el humilde permanece sereno,
pues su corazón ya está lleno de amor a Dios,
y vacío de las mudables cosas del mundo

El humilde no teme el juicio de la gente
pues mira ante todo que su corazón tenga recta intención
y procura obrar, no para sí mismo, sino por amor al hermano

El humilde ni se desasosiega ni perturba a los demás con polémicas,
pues sabe que… en las cosas del mundo nadie lo sabe todo,
y en las del espíritu es principal obrar con caridad

El humilde conoce el secreto de la felicidad
que es colmar el corazón de amor de Dios
y erradicar de él todo afán egoísta

La humildad se ejercita a través del amor
y no puede existir verdadero amor sin humildad

Mateo 11,29; …y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.

Anuncios

3 Respuestas a “La humildad es amor, y el amor humildad

  1. Y todo “ceñido” por la Verdad:
    “De aquí la necesidad de unir no sólo la caridad con la verdad, en el sentido señalado por San Pablo de la «veritas in caritate» (Ef 4,15), sino también en el sentido, inverso y complementario, de «caritas in veritate». Se ha de buscar, encontrar y expresar la verdad en la «economía» de la caridad, pero, a su vez, se ha de entender, valorar y practicar la caridad a la luz de la verdad”
    Caritas in Veritate, 2

    Muy bonito el poema, amigos.

  2. Doris Plata Pineda

    Si fueramos un poquito más humildes nuestra vida estaría llena de sentido; las personas a nuestro alrededor serían más felices y por supuesto nosotros también.

  3. si yo fuera mas humilde.. no, si YO fuera un poquito humilde el mundo ya sería un poquito mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s