Mística

Es la oración de contemplación la más sencilla, la más sublime. El alma quieta descansa en un deseo tan sencillo como poderoso, mirar a Dios, amar a Dios sobre todo, aceptar su voluntad con amor, desprendida de sí misma, sujeta en todo a El…

Existe un lugar donde al reposar la mirada

el espíritu se calma

la paz se afianza en el alma

Existe un lugar donde se descansa

mas no es ninguna morada

ni lugar al que se vaya

Ni con los ojos se mira

ni con el cuerpo se halla

Es recóndito sitio

que en el corazón tiene cobijo

Allí, en el más hondo abismo

oculto incluso a sí mismo

resplandece luz serena

que  ilumina y despierta

Es íntimo misterio

que cada cual encierra

Sólo aquel que a Dios ama sin miedo

halla en sí  paz preclara

pues a nada teme

ni a nada quiere,

lo que su Voluntad declara

a ello el alma se abraza.

Indescifrable misterio

¡indescifrable misterio!

Sólo aquel que a Dios ama sin miedo

resplandece adentro

y desvela el secreto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s