Oración del alma que clama por el don de la Piedad

Venerado Espíritu Santo,

ante ti comparezco, apesadumbrado,

pues reconozco en mí un corazón duro como piedra

frío como hielo,

que no es sino escoria y cenizas…

Ante ti me inclino, afligido y contrito

Intuyo quién podría ser… y no soy

Hoguera que abrigase a cuantos me rodean,

fuego que confortase a quienes me oyeran

luz que alumbrase a cuantos me observaran…

y me siento oscuro como boca de lobo

¡Mi alma carece de amor!

Mi alma desconoce tu Amor

Ah, mira este corazón mío apagado e insensible

cansado de vivir,

y sopla sobre él tu aliento de Vida,

renueva sus fibras agotadas

con un nuevo brío y vitalidad,

permite que mi alma descubra

el tesoro de tu Amor

y conmovido hondamente

jamás deje de apartar mi mirada interior

de tu Santa Presencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s