De cómo amar verdaderamente

El camino del verdadero amor es serpenteante, angosto y apenas puede transitarse portando carga de cualquier género. Has de desprenderte de todo porque por el verdadero amor a todo has de estar dispuesto a renunciar.

A veces incluso los creyentes

los que buscamos sinceramente a Dios en cada instante de nuestras vidas

olvidamos que sólo lo alcanzamos

y experimentamos la dicha de la vida plena

cuando vivimos en su Amor

Pero el amor que Le profesamos

sólo se manifiesta a través de nuestros semejantes.

Y pasamos gran parte del tiempo dormidos,

con los ojos del alma cerrados,

ensimismados en nuestro día a día

sin entender, que sólo vemos verdaderamente

cuando en silencio, en soledad,

buscamos el encuentro, cara a cara, con el Señor

en nuestro corazón.

Y a la luz de su mirada

es cuando vemos, cuando comprendemos,

cuán apagado e insignificante resulta

el brillo de amor de nuestra pobre alma.

Nos ensimismamos tanto en nuestras propias vivencias,

que nos olvidamos de mostrar cariño a nuestros hermanos,

apenas nos alcanza el tiempo para nuestras obligaciones,

cuando vivir en el Amor es con todo, lo único importante.

Incluso en nuestro amor a Dios,

en el lógico afán por compartir este tesoro,

queremos mostrar nuestros puntos de vista, nuestras vivencias,

cómo una vía, cómo una enseñanza…

En la buena intención de querer participar a todos de este gozo

nos olvidamos que ante todo,

lo más importante es el amor a la persona tal y cómo verdaderamente es

no tal y cómo nos gustaría que fuera,

Y en la comprensión de esta sentencia

se descubre una verdad sorprendente

y es que el amor de Dios no se enseña, ni se contagia, ni se aprende….

En el verdadero Amor

sólo se puede dar… y dar… siempre dar

Y puede suceder, que tal vez,

al calor de ese fuego de amor

que se manifiesta en hechos

en una vida entregada al prójimo,

sinceramente,

en la que sobran discursos y sentencias,

es como ciertamente puede prender

y transmitirse

la llama del verdadero Amor.

Juan 15, 13: “Nadie tiene mayor amor que este, que quien está dispuesto a entregar su vida por sus amigos”

Anuncios

3 Respuestas a “De cómo amar verdaderamente

  1. Gracias ! lo necesitaba. Muy hermoso

  2. Es verdad todo lo que dice aqui pero en realidad, la HUMANIDAD, nuestro amado mundo… estamos muy lejos de dar y sentir todo lo que nuestro pa–
    dre CRISTOJESUS nos vino a ensenar a traves de su vida y ejemplo., pero
    como su padre (tambien nuestro padre) YAVHE, nos da la gracia de cambi-
    ar nuestras equivocadas vidas y nos AMA “aun y sin embargo” aunque mu–
    chas veces no lo merecemos pero “aun asi” nos AMA… por eso MI SENOR
    Perdoname, Ayudame, Fortaleceme, Guardame, Bendiceme, Amame…a mi y a toda mi familia, y a todas las personas que estamos necesitando de ti mi -SENOR no olvides tambien a mis macotas que son criaturas hermosas tuyas
    mi DIOS Y SENOR. un saludo muy cordial a todas las personas que escri—
    ben y ven esta hermosa pagina., que DIOS nos bendiga siempre y nos lleve a
    un buen encuentro con EL.

  3. Claro, el verdadero amor es el sinonimo de caridad, expresado por san Pablo.
    Y según el anterior escrito “como amar verdaderamente”, es similar. Por que el AMOR siendo tan sensillo(la palabra) ; es bien complejo, Ya que como lo dice el articulo, el amor no es una superautopista recta y amplia, sino que debe de tener un valor. ¿Cuanto nos costo nuestra reconciliacion con Dios, nuestra salvacion ?. “Casi nada” : La muerte y resurreccion de Jesucristo. Por eso el amor por ser tan importante y necesario, “cuesta” bastante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s