¿Qué es la vida?

Dos amigos conversan. Uno de ellos repite una pregunta que leyó hace unos días y que le ronda por la cabeza.

-¿Qué es la vida? Me refiero a qué es lo más importante en la vida…¿lo que uno hace o lo que uno siente?

-Parece que es obvio. Algo de las dos cosas. Lo que uno hace se supone que lo hace porque a fin de cuentas nos proporciona bienestar.

-Bien, tienes razón, pero desde hace días no dejo de pensar que algo no encaja con esa premisa. Es decir, tengo mis dudas.

-Explícate

-Si lo que uno hace, lo hace para sentirse bien… entonces ¿no deberíamos ser felices? Sin embargo la mayoría de la gente disfruta de la felicidad brevemente. Nadie vive en plenitud constante. Luego mi conclusión es clara, lo que uno hace para sentirse feliz no siempre nos procura la felicidad. Y también parece que al final, lo importante no es lo que uno hace, sino lo que se siente.

-Bueno, por ejemplo… yo soy feliz con mi trabajo, tú sabes que me entusiasma.

-Claro, pero tú mismo me has reconocido que tu trabajo te hace feliz cada vez que logras un éxito profesional… y eso sucede muy de vez en cuando. La felicidad que te proporciona es esporádica. De hecho tú mismo reconoces que tu trabajo te mantiene entretenido… eso es muy distinto de sentirse pleno en la vida.

-Sí, por supuesto, pero para mí es más que suficiente. Viendo cómo está la gente por ahí, me quedo más que satisfecho. Mi trabajo me gusta y disfruto con él.

-Pero… y si consiguieras otro trabajo que te proporcionara una felicidad constante y plena?

-Bueno, eso no creo que exista. Me gusta lo que hago como te digo y me siento afortunado….

-Sí, pero no me has respondido. Imagínate que te ofrecen un trabajo que tú sabes te va a procurar felicidad constantemente. Más que tu actual empleo.

-Difícil de imaginar, pero bueno, parece que de alguna manera tendría que aceptar, sería tonto si no fuera así. Me imagino que si me proporcionara más éxito que el actual… y mejor remuneración, aceptaría.

-Bien, de acuerdo, pero imagínate que el nuevo trabajo te hace muy feliz, pero no te proporciona ningún género de éxito ni reconocimiento, e incluso ganando menos dinero.

-Vaya, eso para mí resulta inimaginable. Pero haciendo un esfuerzo y figurándome  que sí que me hiciera verdaderamente feliz todo lo demás deja de ser importante porque si no no podría ser feliz. Luego …

-¡Exactamente!… luego es verdad, la vida… es lo que sentimos. Lo principal en la vida es ser feliz.

-Bien, tal vez. Pero lo cierto que la vida nos impone circunstancias y vivencias que nos condicionan. Estamos encajados en ellas y muchas veces estamos en situaciones que nos impiden ser felices… y por otro lado no podemos cambiar nuestra vida en un instante…

-Claro… pero fíjate… aunque estas asumiendo que lo importante en la vida es cómo se siente uno, al final existe un determinismo en tu análisis… lo que uno es y lo que uno hace en la vida, bien por sus circunstancias o por su situación, es lo que nos condiciona cómo nos sentimos… no podemos hacer nada por cambiar eso…

-Exactamente. Así que aunque lo importante en la vida es lo que uno siente, no podemos evitar ser cómo somos ni dejar de hacer lo que tenemos que hacer. Yo mismo me doy cuenta que me gustaría tener más éxito y tener más prestigio… pero soy cómo soy y llego hasta donde llego…

-… pero sigo pensando, que aunque tienes razón, vivimos tan pendientes de la condición de nuestras circunstancias para ser felices!… y sin embargo algo me dice que lo que sentimos no depende tanto de lo que hacemos en la vida ni de lo que nos falta o sería ideal… cada vez que obtienes un éxito… la sensación de plenitud es efímera…

-Así que planteas que tal vez existe una independencia absoluta entre las circunstancias en la vida de una persona y su grado de felicidad… difícil de asumir esa tesis

-Bueno, si yo te trajera a un humilde empleado con un salario mínimo y unas condiciones laborales mucho peores que las nuestras y que sin embargo  es una persona jovial y feliz y que destila alegría por los cuatro costados… y que como te digo sus condiciones de vida son mucho peores que la nuestra… ¿cómo lo explicarías?

-Que tiene un carácter ideal… o que es un conformista…

-Así que el cómo nos sentimos es una cuestión de… ¿suerte genética?  ¿o conformismo?

-No… eso no creo que pudiera ser así. Y ciertamente que yo no sería feliz siendo conformista por ejemplo, ni creo que nadie lo pueda ser… implica una especie de resignación vital, de pesimismo…

-Bueno, a lo mejor esa persona vive en la felicidad porque está enamorada

-Ah, claro, el amor hace ver las cosas de otra manera

-Sí, nos hace sentir bien… como en las nubes… pero … date cuenta de que estás diciendo algo muy interesante… nos hace ver las cosas de otra manera … ¿qué significa?… ¿que una persona en iguales circunstancias es feliz o no dependiendo de si está llena de amor o no?

-Bueno, esa premisa parece obvia… aunque efectivamente su vida sea aparentemente idéntica, si una persona está plena de amor verdadero será feliz, eso no se puede negar…

-Eso significaría que lo importante en la vida no es lo que estamos haciendo, sino la capacidad de llenarnos de amor que tengamos… y en consecuencia, el cómo nos sentimos,… y me pregunto a continuación: ¿se puede vivir lleno de amor en todo momento? … ¿se puede llenar de amor una persona haciendo exactamente lo mismo que otra persona que se siente vacía con una vida idéntica?

Querido lector… ¿ y tú qué piensas al respecto?

Si quieres seguir leyendo más sobre este tema te propongo esta lectura: La felicidad no se busca, se encuentra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s