Ama al prójimo como a ti mismo

Un rey gobernaba despóticamente. No sólo recaudaba lo que le era lícito, sino que además tomaba lo que no le correspondía, aplicaba la justicia según su propia conveniencia dictaminando en contra de tribunales y jueces, improvisando edictos  resolvía todas las cuestiones siempre a su favor, y cuando intervenía en un asunto que no le incumbía personalmente para dirimir un pleito, adoptaba decisiones según favoritismos y estados de ánimo. Sin embargo algunos cortesanos intentaban mostrarle lo equivocado de sus decisiones por lo alejado de la justicia que se encontraba. La cuestión moral ocupó al moncarca durante unos días hasta que al final resolvió un decreto: “Todo cuanto hace el rey es justo”

Vivir el compromiso cristiano da miedo. Se oye hablar de renunciar a uno mismo… amar a Dios sobre todo lo demás… ¿dónde queda el tiempo para nosotros? ¿dónde queda el preocuparse por uno mismo?, las cosas que nos gustaría hacer, de las que nos apetecería disfrutar… ¿qué son de ellas? Acuden a la mente todos los mandamientos y se nos aparece la imagen de las mil y una cosas que “no” podemos hacer. Es una vida encorsetada, restrictiva, reprimida… Antes yo mismo, en la enorme  distancia, no del tiempo, sino del entender la vida, pensaba que así era. ¡Qué grandísimo error! La vida de un cristiano se resumen en un verbo; amar. Pero no te iba a hablar de ello ahora, sino del camino por el que muchos cristianos escurrimos el bulto y en vez de hallar esa senda estrecha y sinuosa volvemos al camino ancho y fácil por el que se mueve la multitud que se dirige al precipicio de una vida vacía.

El título que da pie a este comentario es la clave de esa falsa puerta. Más de una vez he oído decir “recuerda, ama al prójimo como a ti mismo… es decir, también tienes que quererte a ti mismo” … y tras este enunciado se da paso a los argumentos que justifican nuestro egoísmo, nuestro “cuidarnos a nosotros mismos”, el colocar nuestros intereses por encima de los del prójimo. En suma, justifica nuestra propia comodidad, justifica el no hacer ni la centésima parte de lo que podríamos.

Somos como ese soberano que retuerce la ley a su favor y que cuando cobra el diezmo le dice al súbdito, “quédate tú con la décima parte de tu cosecha pues yo me quedo con las nueve partes restantes”. Sucede que es tan distinta la vara de medir con la que amamos al prójimo en relación a nosotros mismos que si nuestros pensamientos y actitudes pudieran verse como a través de un cristal, públicamente, causarían sonrojo, o si pudieran pesarse en una balanza no podría mostrarse desequilibrio mayor.

Cuando Jesús nos dijo “ama al prójimo como a ti mismo” nos indicaba un punto de equilibrio hacia el cual el amor desinteresado por los demás tenía el propio límite de no convertirnos nosotros mismos en un problema para el prójimo. Y… ¡qué lejos estamos de ese equilibrio!

Sí, no seamos ese moncarca que manipula torpemente la ley abusando de su autoridad, porque si se quiere ser verdaderamente cristiano nuestro reino ya no nos pertenece, es el Reino de Dios.

Marcos 12, 32-34: Entonces el escriba le dijo; bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; y amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y ya ninguno osaba  preguntarle.

Amor a sí mismo

Cómo llenar tu vida de amor

Anuncios

Una respuesta a “Ama al prójimo como a ti mismo

  1. Pingback: Amor a sí mismo « Siete círculos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s