Quiero ser voluntario

Acabo de regresar de un curso en el que he recibido formación para seguir desarrollando labores de voluntariado. Te voy a hacer partícipe de algunas de las consideraciones personales que extraigo de esos días de trabajo y reflexión que tal vez te sean útiles si piensas que algún día podrías dedicar algo de tu tiempo a estas tareas.

Cuando comento con mis amistades alguna de las labores en las que participo relacionadas con el voluntariado muchas veces me dicen…”si con eso te sientes bien”… Es una afirmación del estilo “cada loco con su tema”. Siempre es un comentario que me apresuro a aclarar pues contiene una equivocación fundamental. No, los que participamos en labores de voluntariado no lo hacemos por sentirnos bien, aunque esa debiera ser la consecuencia de una acción de voluntariado rectamente emprendida, pero como siempre recuerdo, hay una importantísima y radical diferencia entre “fin” y “consecuencia”.

Por principio el voluntario es una persona que está llena de amor, que se esfuerza en crecer en amor, y su inquietud se traduce en un anhelo por llegar al prójimo y estar disponible, en una deseo de procurar proporcionar un bien o un cariño a la persona “necesitada”. Generalmente al enfrentarse a la dura realidad a la que están sometidas las personas que necesitan ayuda y darse cuenta que no tenemos la solución ni los medios para remediarlo provoca más facilmente frustración que dicha,… de hecho muchas situaciones son simplemente irresolubles.  No, el voluntario no se apunta a esto para sentirse bien, más bien sucede que si no existe buen ánimo y recta intención en lo que se hace es más que probable que las decepciones acaben haciéndole abandonar. ¿Cuándo la intención no es recta?… pues por ejemplo y entre otras cosas, cuando haces esto por sentirte bien, cuando piensas que eres mejor que los demás, cuando quieres vanagloriarte de lo que haces, cuando esperas que tu acción resulte algo parecido a una escena idílica hollywodiense, cuando te consuelas de tus penas viendo la mayor desgracia ajena…

El voluntario es consciente de que no está por encima de nadie, pero de lo que no puede ni debe estar pendiente es de ver qué es lo que recibe. Y dicho esto diré que está claro que su trato con el “necesitado” va a resultar enriquecedor, de hecho resulta muy enriquecedor. Todo trato humano lo es, pero cuando percibes la vulnerabilidad de la otra persona ésta queda desnuda ante ti…y todas las personas tenemos algo que aportar. Si lo sabes hacer y te pones a su altura tú también sabrás desnudar tu alma ante el otro. Ojalá pudieras llegar a esa compenetración y conocimiento con tus amistades porque seguramente ganaría tu trato una hondura muy apreciable.

¿Cuál es mi consejo para aquel que piensa en integrarse en labores de ayuda? ¿Cómo encontrar la correcta intención para ejercitar fructíferamente esta labor? Creo que los corazones de las personas pueden llenarse o permanecer vacíos. Y para darte primero tienes que estar lleno, tienes que estar henchido de ganas de ayudar, tienes que estar pleno de amor. ¿Cómo hacer esto? Si lees este blog y rebuscas en él hallarás mis claves personales, pero te las simplificaré brevemente.

La vida de un cristiano es algo realmente simple de explicar y se resume en: buscar el amor, nacer al amor, crecer en el amor. Esta búsqueda, ese nacimiento, ese crecimiento no es otra cosa que el desarrollo de la vida espiritual, y la vida espiritual es como una semilla, no puede brotar si no se riega con la oración. A través de la oración, de esa semilla minúscula, surge una planta que se trasforma en un árbol que con el tiempo llega a ser tan frondoso que sus ramas son inabarcables. No puedes crecer en el amor si no acudes a su fuente que es Dios. De hecho siendo tan fácil equivocar las intenciones con las que hacemos las cosas, ¡qué bueno resulta su práctica durante media hora antes de acudir a nuestra labor de voluntariado! En ese rato te libras de falsas expectativas, de tentaciones de protagonismo, de deseos de vanagloria, de actitudes efectivistas… te cargas de cariño para descubrir que la otra persona es tu hermano, te llenas de deseos de escucharle y de mirarle con comprensión, de aprender. Piensa que es tu Padre testigo de tu labor, y El ve en el fondo de tu corazón… ¡qué infantil se descubre uno a veces en la oración y que alivio resulta de descubrir y desprenderse de actitudes equivocadas!.  Esta forma de hacer el voluntariado es plena porque está llena de amor. De hecho, si cada cristiano viviera de esta forma cada instante de su vida no sería sino una vida de amor y plenitud.

Puede ser que leas estas líneas y que te plantees que tal vez sería bueno hacer oración. Me atrevería a pronosticar que tarde o temprano, si perseveras, no sólo cambiará tu corazón, sino que éste, crecido, inquieto, te llevará a buscar al prójimo como nunca antes, transformará tus relaciones con tu familia y amigos… y deseoso de entregarte aún más, buscarás el amor de Dios  en quien aparentemente menos ocasión tiene de devolverte tu atención, ese es el fin del voluntariado. La consecuencia de este ejercicio de amor es una vida plena, tanto más cuanto mayor sea tu capacidad de llevar este enfoque a todas las facetas de tu vida.

Todo cristiano debería practicar la oración, cuyo fruto principal es el amor, que como una fuente inagotable que brota en tu interior,  no sólo sacia el propio espíritu, sino que es capaz de alimentar con alegría, esperanza y cariño a cuantos están cerca.

Lucas 13, 18-19;Y dijo: ¿A qué es semejante el reino de Dios y con qué lo compararé? Es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en el huerto, y creció , y se hizo árbol grande, y las aves del cielo anidaron en sus ramas.

Voluntariado, obras de misericordia

Anuncios

Una respuesta a “Quiero ser voluntario

  1. Juan Romualdo Cocon sir

    quiero der voluntario con faith practice, para poder dar de mi conosimiento a un hermano que lo necisite poder sanar sus heridas y poder ver un rostro de alegria y elcambio de su interior quiero ser parte de ello me gusta ayuadar y demostra lo que se en area de salud gracias para poder esrcribir y escucharme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s