La Iglesia y los caminos del mundo

Hoy en día es muy fácil mantener una conversación sobre Dios con una persona que tenga dudas, no hace falta que sea atea, para que inmediatamente salga a relucir el tema de la Iglesia, y por supuesto, su cara más amarga. Creo que es la gran excusa, una manera infalible de evitar una encuentro personal consigo mismo. La Iglesia con su infraestructura cardenalicia y jerárquica, sus riquezas, su negra historia… con todo tipo de defectos y pecados acumulados durante siglos, es la gran excusa para evitar abordar la cuestión de la fe.. que por otro lado no es sino una cuestión íntima, personal, intransferible. Pero claro, al interrumpir la luz que la doctrina cristiana -que proviene de los doctores de la Iglesia y por ende, del Nuevo Testamento – pueda arrojar en el interior de un alma, nos adentramos en las oscuridades del gnosticismo… o me atrevería a decir yo, en el Egoteismo, un dios fabricado a nuestra imagen, semejanza y conveniencia.

Y pienso yo que la Iglesia es como la red de autopistas y carreteras, pues la fe es como un coche. Y me explico. La fe es el vehículo que permite a un creyente desplazarse por el mundo espiritual en el Viaje de la Vida. Sucede que el ateo o incluso, aquel que no hace de la fe un sustento principal, no puede percibir ese vehículo puesto que desconoce qué es la fe y para qué sirve, y así sucede que cuando miran las autopistas, las carreteras secundarias, los caminos de tierra, los tramos en obras … o incluso las señales de tráfico o los semáforos, desconoce completamente su sentido, no pueden sino pensar que esa penosa, rígida y antipática socioestructura debe tener algún fin truculento. Y es precisamente esa la interpretación que se hace de la Iglesia. Y sin embargo ésta no es sino un camino para el creyente que como buen viajero, sabe que no va a juzgar el destino al que se dirige por la calidad del asfalto ni va a desmerecer la vista de un paisaje porque el camino forestal por el que avanza no está suficientemente bien nivelado. Sucede desgraciadamente que el hecho de pertenecer a la Iglesia no garantiza la santidad de nadie… como toda obra humana, tiene tramos especialmente brillantes y luminosos, pero también profundos socavones y peligrosos baches. Por seguir con mi metáfora personal diré que sucede también que, como todo buen viajero ha de saber, siempre se siente una cierta incomprensión hacia las personas a las que no les guste viajar. Descubrir nuevos países, culturas, experiencias… es fascinante! ¿Cómo es posible que haya personas a las que no les guste eso? De la misma manera, con la vida espiritual sucede otro tanto. Cuando has emprendido este viaje interior te preguntas ¿cómo explicar estas vivencias a alguien que desconoce lo que es viajar? Ante ello no cabe sino respetar la libertad, esencia del espíritu humano. Efectivamente, hay gente a la que no le gusta viajar.

Si escribo estas consideraciones no es con el ánimo de entrar en polémicas, sino con el de despertar el interés por el universo interior que llevamos dentro, un potencial de amor tan intenso que es capaz de transfigurarnos. Sólo puedo concluir de esta manera: La búsqueda de Dios, además de apasionante, merece la pena.

Anuncios

4 Respuestas a “La Iglesia y los caminos del mundo

  1. A mí lo que no me gusta de la iglesia es que no deja pensar a la gente, hace pensar a las personas, como ellos quieren que piense, también creo que los “milagros” tienen una forma de explicarse más racional y lógica. Pero aparte de esto, yo jamás podría creer en algo que me pone de rodillas todos los domingos, respeto a la gente que lo hace, en mi familia, son todos católicos, y yo no soy ateo, me defino más como un agnóstico.

  2. Estimado quedaprohibido
    Realmente lo que hace la Iglesia es intentar orientar a sus fieles pero… me atrevería a decir que no hay nada que diga la Iglesia que uno mismo no pueda hallar dentro de sí si se busca con sinceridad, con rectitud de intención. En mi caso partí de posiciones en las que miraba a la Iglesia con abierta antipatía… y sin embargo descubrí algo en mi interior que me hizo comprender cuanta verdad había en las palabras de Jesús, y eso me acercó a la Iglesia y a entenderla de una forma muy diferente.
    Un abrazo y… muchas gracias por tu atención!

  3. Marzo 29, 2009
    Respecto al tema del egoteismo yo tengo un nuevo punto de vista que quisiera compartir con ustedes muy brevemente.
    Parto de las siguientes ideas
    Teismo es creer en Dios
    Ateismo no creer en Dios
    Teologia es el estudio de Dios
    Cristianismo es creer que Jesus de Nazareth es Dios en su forma terrenal
    Segun el cristianismo el hombre es la creacion a imagen y semejanza de Dios
    No se puede adorar al Creador sin adorar su creacion
    Adorar a Dios es adorar al hombre
    Egoteismo es creer que uno mismo como hombre es su unico Dios
    Veamos el siguiente silogismo
    Jesus es Dios, Jesus es hombre, luego el hombre es Dios
    Entonces
    El Cristianismo cree que Dios es el hombre,
    El Egoteismo cree que el hombre es Dios,
    Luego ambos sistemas de pensamiento tienen el mismo defecto
    Sentirse como el Rey Midas, Dioses y amos no solo de si mismos sino del entorno que se destruye sin el menor reparo etico ni moral.

    Juan Andres Cardenas
    Medellin, Colombia

  4. Estimado Juan Andrés
    Discrepo con todo mi cariño acerca de que el cristianismo es creer que Dios es el hombre, o viceversa, si acaso es descubrir que para buscar a Dios debes hacerlo desde tu interior… pero eso no significa ni que uno mismo sea Dios, ni mucho menos que te lo puedas creer… o que Dios sea tu vida interior, tu alma. Creo que lo que está hecho a imagen y semejanza de Dios es nuestra sustancia espiritual, nuestra alma, y por eso la búsqueda de Dios satisface el fin último del hombre.
    Aprecio mucho tu comentario y tu interés. Espero seguir contando con tus valoraciones. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s